8M: movilización de mujeres contra las políticas machistas

0 133

La Comunitat Valenciana tenía registradas 70.715 mujeres como víctimas de violencia de género a 31 de enero de 2019, lo que supone que 11.231 más que hace dos años y 5.544 más que en enero de 2018. De ellas, 37.995 están en la provincia de Valencia, 32.304 en Alicante y 8.030 en Castelló.

Los datos del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGen) del Ministerio del Interior, a los que ha tenido acceso Europa Press, reflejan además que de esas 70.715 mujeres han sido víctimas de 78.329 casos de violencia, de los que solo 8.915 permanecen activos y son objeto de atención policial.

El resto de casos inactivos, 69.414, pueden reactivarse en cualquier momento y recibir la atención policial necesaria, según han precisado fuentes ministeriales.

De estos casos, se considera que hay un riesgo distinto que, además, va “evolucionando en el transcurso del tiempo, según el momento y las circunstancias que lo rodeen”, y queda definido por instrucciones de seguridad que responden a algoritmos en los que participan Universidades, han destacado esas fuentes.

Derechos y deberes ante una huelga

Un caso de nivel extremo

En la Comunitat hay registrados un total de 3.886 casos de “nivel de riesgo no apreciado” que no cuentan con protección policial, pero a las que se practica un seguimiento y evaluación del riesgo cada tres meses, y “si es preciso, se establecen medidas de protección”.

La mayor parte de los casos valencianos se corresponden así con casos activos con un nivel de riesgo bajo (4.215 casos), mientras que hay 777 casos con un riesgo medio, 34 con un riesgo alto y uno con riesgo extremo, ubicado en la provincia de Castellón. Las medidas policiales de protección van aumentando en intensidad según se incrementa el nivel de riesgo.

En ese sentido, cabe destacar que en 2017 no había casos extremos, aunque sí 26 casos de riesgo alto, 506 de riesgo medio y 2.909 de riesgo bajo; mientras que en 2018 se detectaron cuatro casos de riesgo extremo, 39 alto, 692 medio y 3.504 bajo.

Además, desde el Ministerio se establecen Planes de Seguridad Personalizados, con medidas de autoprotección para las mujeres víctimas de violencia de género y para los menores que dependen de ellas. Estas medidas de autoprotección son “complementarias a las medidas policiales que les corresponden atendiendo a su nivel de riesgo”.

Los casos no se corresponden exactamente con el número de víctimas, ya que una mujer puede haber sido víctima de distintos casos de violencia de género a lo largo del tiempo, por lo que no solo se contabilizaría un caso.

Bajo el lema general de la huelga, ‘Si nosotras paramos, se para el mundo”, el movimiento feminista valenciano ha convocado a las mujeres a manifestarse al grito de “Frente a la barbarie, lucha feminista”. Este año tiene el reto de superar la jornada histórica de 2018, con movilizaciones sin precedentes para celebrar el Día Internacional de la Mujer.

El movimiento feminista llama a la manifestación contra las diferentes formas que tiene el machismo de perjudicar a la población: el ascoso, la violencia de género, la brecha salarial, la desigualdad en el trabajo no remunerado… Pero este año existe un extra que no se daba en otras convocatorias: la amenaza de la extrema derecha. Pocas semanas después de que en Andalucía la formación ultraderechista Vox entrara en su parlamento, las asociaciones feministas convocaron ruedas de prensa en todo el Estado para denunciar las proclamas de la formación de Santiago Abascal. Con el lema, “ni un paso atrás” se redactó un texto contra las políticas que buscan retroceder en la defensa de las víctimas de violencia machista y las organizaciones que niegan la existencia de una violencia estructural hacia las mujeres.

La ultraderecha, que aspira a entrar por primera vez en las instituciones valencianas en las elecciones autonómicas y locales, lanza mensajes contra las leyes de violencia de género, considera que criminalizan a los hombres, ha organizado una caza de brujas en la Junta de Andalucía y cree que el 8 de marzo es una “pantomima subvencionada”. Y en ocasiones, la derecha tradicional compra estos argumentos. El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado que su partido no acudirá a la manifestación por discordancias con el texto propuesto. “Tiene que ser el día de todas las mujeres, un día en el que nos unamos en una causa común y que no sea una jornada contra nadie”, enuncia el partido.

Con este panorama, el reto del movimiento feminista es construir un frente contra las políticas y los discursos que van directamente en contra de los derechos de las mujeres. Este 8 de marzo será el termómetro para el 28 de abril.

Huelga laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo

El movimiento feminista ha convocado la protesta en varios frentes. Habrá huelga laboral, con paros de entre 2 y 24 horas, según el sindicato; huelga estudiantil, en institutos y universidades; huelga de cuidados y huelga de consumo.

La política valenciana, a medio gas

Las mujeres que forman parte de Ejecutivo autonómico anunciaron que secundarían la huelga de este viernes y no acudirán al pleno del Consell. La vicepresidenta, Mónica Oltra, no responderá a las preguntas de la prensa ni leerá los acuerdos tomados y donará la parte proporcional que le correspondería por sueldo a una ONG. En Esquerra Unida, la representante de la formación, Rosa Pérez Garijo, también hará huelga y no tendrá agenda política. También las diputadas de Compromís y Podemos, que no harán campaña.

El PSPV, que secunda las propuestas, recupera la figura de la ‘geganta’, en homenaje a la fallecida Carmen Alborch.

Programación especial de À Punt

Los principales espacios de la televisión pública valenciana están presentados por mujeres que secundan la huelga. Este escenario ha movido a la dirección de la televisión a elaborar una programación especial para el Día Internacional de la Mujer con varios estrenos y no se emitirán los dos magazines habituales.

La televisión pública dedicará un episodio de Valentes a Carmen Alborch, histórica política feminista del PSOE, que falleció el pasado octubre. En prime time, estrena dos documentales en los que participa: En la bretxa, una producción de Barret Films sobre la brecha salarial, y Motherhood, de Suica Films, sobre la maternidad y la opción de no ser madre.  También un especial Generació del 81 sobre primeras mujeres policías de Valencia y la película La condesa rebelde sobre la vida de Emilia Pardo Bazán.

FUENTE: VALENCIA NOTICIAS

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies