La selección española vence por 75-95 a Argentina y revalida el título 13 años después

0 185

FICHA TÉCNICA:

75 – Argentina (14+17+16+28): Facundo Campazzo (11), Nicolás Brussino (8), Patricio Garino (-), Marcos Delía (2) y Luis Scola (8) -quinteto inicial-, Tayavek Gallizzi (-), Nico Laprovittola (17), Gabriel Deck (24), Luca Vildoza (2) y Máximo Fjellerup (-) y Agustín Caffaro (-) y Redivo (3).

95 – España (23+20+23+29): Ricky Rubio (20), Rudy Fernández (11), Juancho Hernangómez (11), Pierre Oriola (6) y Marc Gasol (14) -cinco titular-, Pau Ribas (5), Víctor Claver (2), Willy Hernangómez (11) y Sergio Llull (15), Rabaseda (-), Colom (-) y Beiran (-).

Árbitros: Cristiano Maranho (BRA), Yohan Rosso (FRA) y Steven Anderson (USA). Eliminaron por faltas a Pau Ribas y Juancho Hernangómez por España y a Nico Brussino por Argentina.

Incidencias: Final del Mundial de China disputada en el Wukasong Sports Center de Pekín ante unos 18.000 espectadores que llenaron el recinto. Asistió al partido el ministro español de Cultura y Deporte, José Guirao.

La selección española de baloncesto es la campeona del Mundial de China 2019. La ‘ÑBA’ se ha impuesto en la final por 75-95 a Argentina, que suma así su segunda plata tras la de 2002. Para España es el segundo oro tras el logrado en 2006, un año en el que el entonces seleccionador, Pepu Hernández, auguró futuros éxitos para nuestro ‘ba-lon-ces-to’.

La ‘ÑBA’ vuelve al podio de los mundiales 13 años después, algo que se aseguró en la semifinal contra AustraliaFrancia completa el palmarés al vencer en la final de consolación a los ‘boomer’ por 67-59.

Además del segundo oro, es el cuarto podio consecutivo para la selección en competiciones oficiales. Para el técnico, Sergio Scariolo, es el primero en un Mundobasket, donde solo falló a la cita en 2010.

Para el resto del equipo hay que añadir el Mundial jugado en nuestro país como ausencia en una racha exitosa que va desde 2006 hasta nuestros días: dos oros mundiales; tres oros, una plata y dos bronces europeos, más las dos platas y el bronce olímpicos.

La final de este domingo fue una exhibición de juego colectivo de la campeona, pero en las estadísticas individuales brillaron por encima de todos Ricky Rubio, con 20 puntos y 19 de eficiencia, y Marc Gasol, autor de 14 puntos y 22 de eficiencia, gracias a sus siete rebotes y siete asistencias. Ambos entraron en el quinteto ideal.

El base de El Masnou fue declarado MVP del partido -y premiado por Kobe Bryant- y de todo el torneo. Ricky ha promediado 15,9 puntos y 6,4 asistencias en todo el Mundial.

Hasta seis jugadores firmaron dobles dígitos de anotación y otros tantos de eficiencia. En ese apartado cabe destacar la aportación del capitán, Rudy Fernándezmáximo reboteador (10) y los hermanos Hernangómez. Pero, sobre todo, el equipo; un equipo campeón.

Oriola, la novedad del quinteto

Abrió el marcador España por medio de la gran novedad del quinteto titular: Pierre Oriola, sustituto de Víctor Claver. Los otros cuatro, los de los siete partidos anteriores. De entre ellos, Ricky Rubio y Marc Gasol, este con un triple, avisaron con un parcial de 0-7.

La salida en tromba de los españoles obligó al técnico Sergio Hernández a pedir tiempo cuando Juancho Hernangómez recogió un mal tiro de Rudy Fernández para anotar bajo el aro y sacarle un tiro adicional a Nico Brusino (2-12). Y todo en tres minutos de juego.

El escolta de Santa Fe, fichado esta temporada por el Zaragoza al Tenerife, enmendó su error con dos triples seguidos. Despertó Argentina y despertó la magia del ‘Facu’ Campazzo para culminar una contra pasándose el balón por la espalda.

Su compañero en el Madrid Gaby Deck culminaba un 2+1 y Argentina se ponía a un punto, pero Pau Ribas frenó la racha de ataques fallidos con un triple y dos libres para poner algo de calma (13-19) a falta de minuto y medio.

Con 14-23 se terminaron los primeros diez minutos de un vibrante encuentro, que pintaba bien para los intereses españoles y para la diversión del público chino, que veía el balón moverse rápido de cesta a cesta.

Scola, secado por la defensa española

Parte de culpa tuvo la buena defensa sobre el veterano Luis Scola. El capitán argentino se pasó en blanco el primer cuarto y el segundo enteros, mientras caían los triples de Rudy (16-31) y Willy Hernangómez le ganaba en la pintura. Fue premiado con un sitio en el quinteto ideal.

La selección argentina iba hasta ese momento a remolque, apoyándose en los arranques de inspiración de Laprovittola y Campazzo, quien asistió a Deck para que bajara de los diez (27-35) colgándose del aro.

Pero la ventaja se estiró al final del tiempo más que encogerse y se llegó al descanso con +13 (31-43) gracias a la intensidad defensiva y el rebote, ese que tanto daño hizo en la semifinal contra Australia. 15 a 26 a favor de España.

La estadística siguió creciendo en la reanudación, entre otras cosas porque Scola seguía fallando y generando situaciones de rebote, que la ‘ÑBA’ sabía aprovechar. Juancho ponía la máxima machacando una contra (33-52).

La barrera de los +20 la superó después Ricky con una jugada de 2+1, pero Deck y Campazzo la redujeron a triplazos (39-55). Menos de cinco para el final del cuarto.

Casi 20 de ventaja al tercer cuarto

Justo cuando Claver puso el +21 con un gran reverso, una personal de Marc sobre Scola le dio al ala-pívot la ocasión de estrenarse desde los libres (41-60), 27 minutos después del salto inicial.

El intercambio de canastas siempre iría a favor de España, mientras corriera el reloj. Y así se llegó al final del tercer cuarto con una nada desdeñable ventaja de 47-66.

Argentina tenía que obrar un milagro en diez minutos, por lo que empezó a presionar a toda cancha y a endurecer la defensa. Pero la retaguardia española tampoco bajó los brazos; la anotación vio el ritmo reducido.

Un triple de Laprovittola y una canasta de Deck fueron los primeros frutos de la presión y obligaron a Scariolo a pedir tiempo muerto (54-68).

Había final, pero el despertar argentino no hizo flaquear a los españoles. En los momentos difíciles, jugadores como Sergio Llull se la juegan y, en ocasiones, logran un 2+1 para dar un golpe sobre la mesa (58-73).

Después de seis tiros libres, la primera canasta de Scola en juego fue la respuesta a un triple de Juancho (61-76). El reloj seguía jugando a favor de España y restaban cinco minutos y medio para el oro.

Homenaje a Colom, Beirán y Rabaseda al final

Un minuto después, con las dos selecciones en ‘bonus’ y dos jugadores eliminados en España -Juancho y Ribas- daban muestra de la intensidad defensiva del partido. Laprovittola volvió a recortar a doce desde la línea de libres, que se antojarían claves hasta el final (68-80).

A los de Scariolo les convenía hacer correr el reloj y a los de Hernández, pararlo. Gaby Deck (24 puntos al final) se echó a la albiceleste a sus espaldas hasta el final, tomando el testigo de la personalidad a Scola (70-84). Pero su pundonor no fue suficiente.

España apretó el acelerador viendo la meta cada vez más cerca. Los dos últimos minutos fueron para los homenajes, como para Colom, Beirán y Rabaseda, los “chicos de las ventanas”, como dijo Marc Gasol.

FUENTE: VALENCIA NOTICIAS

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies